Google+ Followers

Google+ Followers

domingo, 18 de mayo de 2014

LINDE DE LUZ

Aquella linde de luz donde no se asoma
el cielo, aquella quietud de cal que se alza en vida,
aquel ciprés que es venteo
de alegres llamas que perderse esperan,
en qué eternidad se ocupan, qué tórtola
en sus muros, qué primavera quiere
en los tapiales desatarse; sólo el amor
nos lleva, sólo el amor convida 
a tocar con las manos otro sol más alto, 
otra luz, otro aire que impone la aurora y la alegría
olvidado de sí entre azucenas, olvidado.
Manuel Salinas
(Del libro : "Y portuguesa el alma").